Todas las entradas por Zelig Pereira

Acerca de Zelig Pereira

Prefiero ser zarandeado por el oleaje de las dudas que estar anclado sobre firmes cimientos de hormigón armado.

A child of our time

serendipiadas

Solo quiero pediros una cosa: que busquéis un momento para escuchar el oratorio que inserto al final del texto. O hacedlo a ratos, si os resulta muy largo. Es una obra titulada “Un niño de nuestro tiempo”, y fue compuesta entre 1939 y 1941 por el británico Michael Tippet.

Cuando la escribió, Europa estaba siendo devastada, – una vez más -, por el odio y, como siempre, los niños eran las primeras y las más injustas de las víctimas. Por aquel entonces eran los judíos quienes sufrían la más absurda de las persecuciones (si es alguna no lo es) y a ellos se dedica la obra.

Pero hubo otros niños de nuestro tiempo unos años antes en Armenia, unas décadas después en Yugoslavia y todavía hoy en el Kurdistán y en Siria. Y seguirá habiendo niños del tiempo de otras gentes que vendrán después y que pagarán como chivos expiatorios…

Ver la entrada original 80 palabras más

Anuncios

Requiem por un jóven poeta

No pretendo hacer aquí un análisis exhaustivo de la obra. Líbreme Dios, que para eso doctores tiene la musicología. No. Simplemente quiero contaros lo que para mí significa esta obra en una de cuyas representaciones que tuve el inmenso placer de participar.

Pensemos en el punto de partida, justo cuando recibes la partitura de la obra y compruebas, en primer lugar, que no se divide en compases al uso sino en en minutos y segundos. La estructura no sigue una distribución lineal sino horizontal , remarcando la superposición de sonidos grabados, orquesta, coro y solistas. Todo ello configura un enorme, monumental collage sonoro cuya comprensión a holística está solo al alcance… ¿del autor?

Empiezas leyendo tu parte. A la vez que cantas requiem aeternam dona eis, Domine, et lux perpetua luceat eis, suena la voz de un locutor leyendo el Tractatus lógico-phillosophicus de Wittgenstein en la parte en la que cuestiona el significado del lenguaje en las Confesiones de San Agustín. Al minuto, se escucha al presidente checoslovaco Dubcek pidiendo a su pueblo que no provoque a los invasores rusos. Poco después se superpone la voz de Juan XXIII condenando la violencia en el Concilio Vaticano II, a la que se une enseguida la lectura del fragmente del Ulisses de Joyce en el que narra el despertar a la madurez de Molly Bloom. Pasas varias páginas. Recordare Iesu pie sobre la voz de Konrad Bayer cuestionando la esperanza una y otra vez con segundos de diferencia. Le sigue un fragmento del Hey Jude de The Beatles y un poema de Mayakowsky.

Bernd Alois Zimmermann - Requiem fuer einen jungen Dichter

¿Qué quería decir el autor mediante esta armonía no ,- exclusivamente -, musical? Está claro que no son mezclas al azar, que siguen la lógica de la superposición de voces. ¿Dales el descanso eterno a aquellos que creen en las ideas porque no hay esperanza de que sobrevivan a la fuerza? Quién sabe.

A mi entender, la motivación de la composición, el requiem por la muerte por suicidio de los poetas Vladimir Mayakovsky, Konrad Bayer y Sergei Yesenin (el propio autor se suicidó poco después), es solo una excusa para plasmar, como dijo la crítica en el año de su estreno (1969), el espíritu de siglo XX condensado en una hora.

Lo que me gustaría motivar con este post es que un día de estos os tumbaseis en el sofá, mejor con algún libreto de la obra (http://audiolabo.free.fr/revue1999/content/libretto.pdf) y os dejaseis llevar tanto por la música como por los efectos. Imaginad una sala de conciertos en la que se oponen en los extremos un órgano, un acordeón, un coro, una orquesta sinfónica, un combo de jazz, solistas y un locutor con megáfono, por un lado, y un coro mixto por otro. Al mismo tiempo, en los laterales de la sala se enfrentan dos coros masculinos y todo el espacio está rodeado de altavoces que reproducen grabaciones sincronizadas en una inmensa mesa de mezclas situada en el centro. Solo la escena ya impresiona.

Escuchadla, tratad de buscar significados o no, pero no dejéis pasar la ocasión de conocer una de las, – quizás -, más monumentales composiciones musicales del siglo XX. Ahí os la dejo.

https://www.youtube.com/watch?v=DJNsrBKcT3o

Hablando de cómic: álbumes imprescindibles

metabarones

Bien, pues a petición del respetable y sin que sirva de precedente, – o sí -, ahí va una selección de imprescindibles del cómic que recomiendo a quien quiera conocer lo más granado del género. No sé si están todos los que son, pero seguro que son todos los que están. En gustos y memoria, allá cada quien con su carga.

  • Torpedo 1936, de Sánchez Abulí con Jordi Bernet en la plumilla. Qué se puede decir de un clásico del género negro comparable a El halcón maltés en el cine y que forma parte indiscutible del ABC del cómic. http://www.zonanegativa.com/torpedo-1936-integral/
  • Fragmentos de la enciclopedia délfica, de nuestro paisano Miguelanxo Prado. Fanta-ciencia ochentera a paladas. Este caballero se encargó algo después de la edición en comic del serial radiofónico ‘Manuel Montano’, extraído de los sublimes delirios de Fernando Luna en el programa El Manantial de la noche,  no menos sublimes que aquellos con los que unos años antes nos deleitaba cada noche en otro espacio que marcó la existencia de este humilde juntaletras: Tris, Tras Tres.

Miguelanxo Prado se sale, además, en su poema visual De Profundis, una animación de sus dibujos al óleo (sí, al óleo) con la música de otro ínclito paisano, Nani García, que contó con la colaboración de otros grandes músicos como Ainhoa Arteta, por ejemplo. http://www.miguelanxoprado.com/index.php?idIdi=1&&su=8&cat=su   http://elcoleccionistadtbos.zonalibre.org/archives/096610.html  http://www.deprofundislapelicula.com/public/flash/universo_es.html

Habréis notado que no aparece ninguna referencia a historietas de superhéroes ni al género, no se si bien llamado, novela gráfica (excepción hecha de Maus). Además de que el primero no es santo de mi devoción, se han rodado no sé cuántas películas basadas en este tipo de obra, así que no vamos a descubrir nada nuevo a quien quiera tener una idea de qué leer para comprender por qué el cómic engancha tengas la edad que tengas y te dediques a lo que te dediques. Como en toda selección, sobrarán y faltarán. Somos todo oídos.